Selección: Valparaíso

« Volver

Foto
Antonia Belén / Escuela Básica Carlos Ariztía Ruiz Hace muchos años atrás, unos 150 años aproximadamente existía en el sector llamado Maricunga una casa de piedras en donde habitaban unas personas con una grave enfermedad, que era muy contagiosas por lo demás, era la lepra. Aquellas personas adultas todas, eran llevadas a dicha casa para que no fuesen a contagiar al resto de la población que habitaban en el Valle de Longotoma. Eran visitados por un curita llamado Miguel Zarzedo que se dice pertenecía a la iglesia del valle, ya que no había medico que los visitara. La gente solían llamarlos los apestosos, y los rechazaban por el temor a que se fueran a contagiar. A medida que iban muriendo, ellos mismos, ayudados por el curita a cargo eran enterrados en un lugar apartado del cementerio. Se dice que está peste duró varios años.