Selección: Los Lagos

« Volver

Foto
KARINA ANDREA / Colegio Terranova Los cementerios en Chiloé muestran la antigua costumbre de construir pequeñas casas sobre las sepulturas de los fallecidos. La tradición dice que ésto es para que los brujos no roben las almas de los muertos y así puedan irse al cielo. También algunas casitas se usan para protegerse del frío y la lluvia cuando la gente va a visitar a sus familiares. Es una costumbre que poco a poco ha ido desapareciendo, por eso es importante mostrarla para contribuir a su conservación ya que ésto hace que sean muy diferentes a los cementerios de otras partes de chile.